Endocrinología Infantil

Nuevas insulinas… ¿o no?

Nuevas insulinas… ¿o no?

La expiración de la patente de Lantus® (insulina glargina original) ha removido el mercado farmacéutico, que dispondrá de 2 nuevas formulaciones de insulina basal en las próximas semanas. Una de ellas es glargina biosimilar (Abasaglar®), lo que significa que es una copia parecida (nunca idéntica) de un fármaco biológico, a diferencia de los medicamentos genéricos, que son copia exacta del fármaco original obtenido por síntesis química. La insulina glargina bioequivalente ha pasado rigurosos controles para su aprobación y no se mostrará diferente en eficacia y seguridad respecto a su homóloga original, aunque será un 25% más barata.
La otra insulina es una nueva formulación de glargina (Toujeo®), declarada por el fabricante como de acción más prolongada y con un perfil más plano, lo que teóricamente mejora dos de los puntos débiles de su antecesora. Se presentará con el triple de concentración pero en plumas adaptadas para que las dosis “nuevas” sean iguales a las “antiguas” o con una ligera corrección.
Aunque algunas fuentes señalan la posibilidad de una estrategia oportunamente diseñada para que la nueva glargina sustituya a la antigua, manteniendo así el gigantesco volumen de facturación de la insulina original (la más vendida del mundo) una vez concluida la patente, cabe esperar que la nueva formulación proporcione niveles más mantenidos y planos que redunden en una mayor seguridad de los pacientes DM2 (en pacientes DM1 no ha podido demostrarse disminución de las hipoglucemias nocturnas respecto a glargina original).